Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:

Sarcoidosis Pulmonar

Dibujo de la anatomía del aparato respiratorio de un adulto
Click Image to Enlarge

¿Qué es la sarcoidosis?

La sarcoidosis es una enfermedad rara que se produce como resultado de una inflamación. El 90 por ciento de los casos de sarcoidosis se encuentran en los pulmones, pero también puede aparecer en casi todos los órganos. Provoca pequeños bultos o granulomas que generalmente se curan y desaparecen por sí mismos. Sin embargo, en los granulomas que no se curan, el tejido puede permanecer inflamado y aparecen cicatrices, es decir, el tejido se vuelve fibrótico.

La sarcoidosis pulmonar puede convertirse en fibrosis pulmonar, que deforma la estructura de los pulmones y puede interferir con la respiración. También puede producirse la bronquiectasias, una enfermedad de los pulmones en la que se forman bolsas en los tubos respiratorios, que se convierten en lugares propensos a la infección.

¿Cuáles son los síntomas de la sarcoidosis?
La mayoría de los pacientes con sarcoidosis no manifiestan los síntomas, por lo que no saben que padecen la enfermedad. La sarcoidosis pulmonar puede provocar una disminución del volumen pulmonar (la cantidad de aire que pueden contener los pulmones) y rigidez pulmonar anormal.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la sarcoidosis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dificultad al respirar.

  • Tos que no se quita.

  • Erupciones de la piel en la cara, los brazos o las espinillas.

  • Inflamación de los ojos.

  • Pérdida de peso.

  • Fatiga.

  • Sudoración nocturna.

  • Fiebre.

Los síntomas de la sarcoidosis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Quién tiene riesgo de padecer sarcoidosis?

La sarcoidosis ocurre en personas de todas las razas y de ambos sexos, pero las poblaciones más susceptibles parecen ser los afroamericanos y las personas de origen escandinavo, alemán, irlandés o puertorriqueño.

Diagnóstico de la sarcoidosis:

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la sarcoidosis pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X del pecho  -  examen de diagnóstico que utiliza energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Exámenes de la función de los pulmones  -  exámenes de diagnóstico que ayudan a medir la habilidad de los pulmones para realizar el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono apropiadamente. Estos exámenes suelen hacerse con aparatos especiales en los que la persona debe respirar.

  • Examen de sangre  -  para analizar la cantidad de dióxido de carbono y de oxígeno que hay en la sangre.

  • Lavado broncoalveolar  -  procedimiento en el que se introduce solución salina estéril en los pulmones por medio de un broncoscopio (un tubo flexible para examinar los bronquios) y después se aspira. El lavado broncoalveolar se puede realizar para diagnosticar enfermedades e infecciones de los pulmones.

  • Biopsia.

La sarcoidosis generalmente se diagnostica por exclusión. Esto significa que se van excluyendo progresivamente otros trastornos de los pulmones que producen síntomas parecidos, con lo que se llega al diagnóstico de sarcoidosis.

Tratamiento de la sarcoidosis:

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir el uso de corticoesteroides.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 12/31/2009
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.