Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:
Enfermedades y afecciones

Enfermedades Infecciosas

Exantema vírico de manos, pies y boca

¿Qué es el exantema vírico de manos, pies y boca?

El exantema vírico de manos, pies y boca es una enfermedad viral que produce una erupción particular. Produce pequeños bultos, con forma de ampollas y erupciones en las palmas de las manos y en los pies. La erupción también puede presentarse en el área del pañal y en las piernas o en los brazos. Las lesiones en la boca por lo general aparecen la parte de atrás de la garganta.

¿Cuáles son las causas del exantema vírico de manos, pies y boca?

El exantema vírico de manos, pies y boca es producido por un virus. Los virus más comunes que producen el exantema vírico de manos, pies y boca incluyen:

  • virus de Coxsackie; y

  • otros enterovirus.

Es una enfermedad muy común en niños, especialmente en niños menores de 10 años de edad. Se observa con mayor frecuencia en verano y otoño. El virus se disemina a través del contacto fecal-oral, aunque se ha informado de otros modos de transmisión. Lavarse bien las manos ayuda a prevenir la propagación de la enfermedad.

¿Cuáles son los signos y síntomas del exantema vírico de manos, pies y boca?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del exantema vírico de manos, pies y boca. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • bultos, tipo ampollas (por lo general, cerca de la garganta y las amígdalas);

  • erupción con ampollas pequeñas en las palmas de las manos, las plantas de los pies y en la zona donde se coloca el pañal; y erupciones en los brazos y las piernas;

  • fiebre;

  • pérdida del apetito y malestar general.

¿Cómo se diagnostica el exantema vírico de manos, pies y boca?

Normalmente, el exantema vírico de manos, pies y boca se diagnostica según la historia clínica y un examen físico completo de su hijo. La erupción y las ampollas en la boca del exantema vírico de manos, pies y boca son únicos, y por lo general permiten un diagnóstico simplemente con un examen físico. Un hisopado en la garganta o en las heces puede enviarse al laboratorio para su análisis, pero los resultados suelen tomar dos semanas o más.

¿Cuál es el tratamiento para el exantema vírico de manos, pies y boca?

No existe un tratamiento específico para el exantema vírico de manos, pies y boca. El médico de su hijo determinará el curso de acción según:

  • la edad, el estado general de salud y la historia médica de su hijo;

  • qué tan avanzada se encuentre la enfermedad;

  • la tolerancia que su hijo tenga a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la trayectoria de la enfermedad; y

  • su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento del exantema vírico de manos, pies y boca es disminuir la gravedad de los síntomas. Puesto que es una infección viral, los antibióticos no son eficaces. Deben tratarse los síntomas de la enfermedad dentro de la primera semana. El tratamiento puede incluir:

  • ingesta adicional de líquidos para evitar la deshidratación. Dele a su hijo líquidos frescos o helados en pequeñas cantidades con frecuencia;

  • acetaminofén o ibuprofeno en caso fiebre; y

  • enjuagues bucales o aerosoles anestésicos para aliviar el dolor en la boca. Siempre consulte primero al médico de su hijo.

El lavado adecuado de las manos es esencial para evitar que la enfermedad se propague a otros niños. Limpie las superficies contaminadas con productos antisépticos o desinfectantes. Evite el contacto con personas infectadas. Una persona infectada todavía puede transmitir virus una o dos semanas después de no presentar síntomas.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 6/27/2014
© 2000-2015 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.