Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:
Enfermedades y afecciones

Enfermedades Infecciosas

Todo sobre el sistema inmunológico

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico mantiene los microorganismos infecciosos, como las bacterias, los virus y los hongos, fuera del cuerpo. También destruye todo microorganismo infeccioso que logra invadir el cuerpo. El sistema inmunológico está formado por una red compleja y vital de células y órganos que protegen el cuerpo de las infecciones.

Anatomía del sistema inmunológico
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Los órganos involucrados en el sistema inmunológico se denominan órganos linfoides. Afectan el crecimiento, el desarrollo y la liberación de linfocitos (cierto tipo de glóbulo blanco). Los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos son partes importantes de los órganos linfoides, debido a que transportan los linfocitos hacia y desde diferentes partes del cuerpo. Cada órgano linfoide desempeña una función en la producción y la activación de los linfocitos. Los órganos linfoides incluyen los siguientes:

  • Adenoides. Dos glándulas ubicadas en la parte posterior del conducto nasal.

  • Médula ósea. El tejido suave y esponjoso que se encuentra en las cavidades óseas.

  • Ganglios linfáticos. Pequeños órganos con forma de frijol que se encuentran por todo el cuerpo y se conectan a través de los vasos linfáticos.

  • Vasos linfáticos. Red de canales por todo el cuerpo que transportan linfocitos hacia los órganos linfoides y el torrente sanguíneo.

  • Placas de Peyer. Tejido linfático en el intestino delgado.

  • Bazo. Órgano del tamaño de un puño ubicado en la cavidad abdominal.

  • Timo. Dos lóbulos que se unen por delante de la tráquea, detrás del esternón.

  • Amígdalas. Dos masas ovaladas en la parte posterior de la garganta.

¿Qué son los linfocitos?

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco que combate infecciones y son fundamentales para un sistema inmunológico efectivo.

¿Cómo se forman los linfocitos?

Los precursores de todas las células sanguíneas, incluidas las células inmunológicas, tales como linfocitos, se producen en la médula ósea. Ciertas células pasarán a ser parte del grupo de linfocitos, mientras que otras serán parte de otro tipo de células inmunológicas conocidas como fagocitos. Una vez formados los linfocitos, algunos seguirán madurando en la médula ósea y se convertirán en linfocitos "B". Otros linfocitos finalizarán su maduración en el timo y se convertirán en linfocitos "T". Los linfocitos B y T son los dos grupos principales de linfocitos que reconocen y atacan a los microorganismos infecciosos.

Una vez maduros, algunos linfocitos se alojarán en los órganos linfoides, mientras que otros se desplazarán de forma continuada por el cuerpo a través de los vasos linfáticos y el torrente sanguíneo.

¿De qué manera los linfocitos combaten las infecciones?

Si bien cada tipo de linfocito combate las infecciones de diferente manera, el objetivo de proteger al cuerpo de las infecciones sigue siendo el mismo. Los linfocitos B producen anticuerpos específicos para microorganismos infecciosos. Los linfocitos T eliminan microorganismos infecciosos mediante la eliminación de las células del cuerpo que están afectadas. Los linfocitos T también liberan sustancias químicas denominadas citoquinas.

Otros tipos de glóbulos blancos, como los fagocitos (células fagocíticas) y las células asesinas naturales (células citotóxicas) destruyen los microorganismos infecciosos.

¿Qué son los trastornos del sistema inmunológico?

Cuando el sistema inmunológico no funciona correctamente, se puede producir una serie de enfermedades. Las alergias y la hipersensibilidad a ciertas sustancias se consideran trastornos del sistema inmunológico. Además, el sistema inmunológico desempeña una función en el proceso de rechazo de órganos o tejido trasplantado. Otros ejemplos de trastornos inmunológicos incluyen los siguientes:

  • Enfermedades autoinmunes, tales como diabetes juvenil, artritis reumatoide y anemia.

  • Trastornos de inmunodeficiencia, tales como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) e inmunodeficiencia combinada grave (IDCG).

¿Qué es una enfermedad infecciosa?

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, una enfermedad infecciosa es causada por uno o más de los siguientes factores:

  • virus;

  • bacterias;

  • parásitos; y

  • hongos.

Las enfermedades infecciosas pueden incluir enfermedades comunes, como un resfrío, hasta enfermedades mortales, como el SIDA. Según el organismo que cause la enfermedad, una infección se puede diseminar de una de las siguientes maneras o de todas las siguientes maneras:

  • Transmisión sexual, a través del contacto sexual, incluidas las relaciones sexuales.

  • Transmisión por el aire, a través de la inhalación de gotas con la enfermedad transportadas en el aire como resultado de tos o estornudos de una persona infectada.

  • Transmisión sanguínea, a través del contacto con sangre infectada, como ocurre al compartir agujas hipodérmicas.

  • Transmisión por contacto directo, a través del contacto directo de la superficie del cuerpo con una persona infectada.

  • Transmisión por insectos, a través de insectos como mosquitos, que extraen sangre de una persona infectada y luego pican a una persona sana.

  • Transmisión por los alimentos, a través del consumo de alimentos contaminados.

  • Transmisión por el agua, a través del contacto con agua contaminada.

  • Otros mecanismos que pueden transmitir una enfermedad.

En los países desarrollados, la mayoría de las infecciones se diseminan por transmisión sexual, por el aire, sanguínea y por contacto directo.

¿Cómo actúan los antibióticos contra las infecciones?

Los antibióticos pueden usarse para tratar infecciones bacterianas. Sin embargo, los antibióticos no son efectivos para tratar enfermedades causadas por virus. Además, los antibióticos tratan bacterias específicas. El uso excesivo o indebido de antibióticos puede producir bacterias resistentes a fármacos. Es importante que los antibióticos se tomen apropiadamente y por el tiempo que dure la receta. Si se deja de tomar antibióticos antes de tiempo, las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos y la infección puede reaparecer.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 8/18/2014
© 2000-2015 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.