Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:
Enfermedades y afecciones

Salud del Seno

Mamograma

¿Qué es un mamograma?

Un mamograma es una radiografía del seno. Es utilizada para detectar y diagnosticar enfermedades del seno en mujeres que tienen problemas en el seno, como un bulto, o descarga del pezón, así como para mujeres que no tienen quejas del seno.

La mamografía no puede probar que un área anormal sea cáncer, pero si plantea una sospecha de cáncer, el tejido será extirpado para una biopsia. El tejido se puede extirpar mediante aguja o biopsia de cirugía abierta y examinado bajo un microscopio para determinar si es cáncer.

La mamografía ha sido utilizada durante cerca de 40 años, y en los últimos 15 años los avances técnicos han mejorado notablemente tanto la técnica como los resultados. Hoy en día, el equipo dedicado, utilizado únicamente para radiografía del seno, produce estudios altos en calidad pero bajos en dosis de radiación. Se considera que los riesgos de la radiación son despreciables.

¿Cuáles son los tipos diferentes de mamogramas?

De acuerdo con el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer), los tipos diferentes de mamogramas son: 

  • Mamograma exploratorio. Un mamograma exploratorio es una radiografía del seno utilizada para detectar cambios del seno en mujeres que no tienen señales de cáncer del seno. Generalmente involucra dos radiografías de cada seno. Utilizando un mamograma, es posible detectar un tumor que no se puede sentir.

  • Mamograma de diagnóstico. Un mamograma de diagnóstico es una radiografía del seno utilizada para diagnosticar cambios inusuales del seno, como un bulto, engrosamiento o descarga del pezón, o un cambio en el tamaño o forma del seno. Se toman más imágenes que durante un mamograma de exploración.

    Un mamograma de diagnóstico es también utilizado para evaluar anormalidades detectadas en un mamograma de exploración. Es una herramienta médica básica y es apropiada en el chequeo de cambios del seno, independientemente de la edad de la mujer.

El desarrollo de la mamografía digital brinda imágenes electrónicas de los senos. Estas imágenes pueden realzarse por tecnología de computadoras, guardarse en computadoras e incluso transmitirse electrónicamente en situaciones donde se requiere el acceso remoto al mamograma.

¿Cómo se lleva a cabo la mamografía?

La radiografía del seno es diferente de la utilizada para otras partes del cuerpo. La radiografía del seno no penetra el tejido tan fácilmente como la radiografía utilizada para radiografía de rutina de otras partes del cuerpo. El equipo del mamograma comprime el seno para separar el tejido. Esto permite una dosis más baja de radiación. La compresión del seno puede causar incomodidad temporal, pero la compresión es necesaria para producir un buen mamograma. La compresión solo dura unos pocos segundos para cada imagen del seno. Una enfermera de salud del seno o tecnólogo de rayos X generalmente toma la radiografía, pero las películas resultantes son leídas e interpretadas por un radiólogo quien reporta los resultados a su médico.

¿Qué condiciones muestra un mamograma?

Imagen de mamograma del seno indicando un bulto canceroso
Haga clic en la imagen para agrandarla

  • Calcificaciones. Estas son depósitos minerales minúsculos dentro del tejido del seno. Hay dos categorías de calcificaciones:

    • Macrocalcificaciones. Depósitos de calcio ordinario que generalmente indica cambios degenerativos en los senos, como:

      • Envejecimiento de las arterias del seno

      • Lesiones viejas

      • Inflamaciones

    • Microcalcificaciones. Estas son minúsculas (menores de 1/50 de pulgada) manchitas de calcio. Cuando se ven microcalcificaciones en un área, se conocen como un racimo.

  • Masas. Estas pueden ocurrir con o sin calcificaciones asociadas, y se pueden deber a causas diferentes, como:

    • Quiste. Una colección no cancerosa de fluido en el seno. No puede ser diagnosticado solo por examen físico ni por mamografía. Se requiere ultrasonido del seno o aspiración con una aguja. Si una masa no es un quiste, se puede necesitar escaneo adicional.

    • Condiciones benignas del seno. Las masas se pueden monitorear con mamografía periódica, pero otras pueden requerir biopsia inmediata o retrasada.

    • Cáncer del seno.

¿Quién debe hacerse un mamograma exploratorio?

Las siguientes pautas de exploración son para una detección temprana de cáncer en mujeres que no presentan síntomas:

  • Los expertos tienen recomendaciones diferentes para la mamografía. Actualmente, el U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) (Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos) recomienda una exploración cada dos años para mujeres de 50 a 74 años de edad. La American Cancer Society (ACS) (Sociedad Americana del Cáncer) recomienda una exploración anual para todas las mujeres de 40 o más años de edad. Las mujeres deben hablar con sus médicos acerca de sus factores personales de riesgo antes de tomar la decisión acerca de cuándo comenzar a hacerse mamogramas o con qué frecuencia deben hacérselas.

  • La ACS recomienda exámenes clínicos del seno (CBE) al menos cada tres años para todas las mujeres en sus 20 o 30 años. La ACS recomienda CBE anuales para mujeres de 40 o más años de edad. El USPSTF, sin embargo, cree que no hay suficiente evidencia para evaluar el valor de los CBE para mujeres de 40 o más años de edad. Las mujeres deben hablar con sus médicos acerca de sus factores personales de riesgo y tomar la decisión acerca de si deben o no hacerse un CBE.

  • El USPSTF no recomienda auto exámenes del seno (BSE) ya que la evidencia sugiere que los BSE no disminuyen el riesgo de muerte por cáncer del seno. La ACS dice que los BSE son una opción para mujeres de 20 o más años de edad como un medio de familiarizarse con sus senos para que puedan notar cambios de forma más fácil. Hablar con su médico acerca de los beneficios y limitaciones puede ayudar a decidir si debe comenzar a hacerse BSE.

  • Las mujeres que se encuentran en un riesgo mayor (historia familiar, tendencia genética, cáncer del seno en el pasado) deben hablar con sus médicos acerca de los beneficios y limitaciones de comenzar más temprano con la exploración por mamografía, hacerse pruebas adicionales (como ultrasonido del seno o resonancia magnética junto con sus mamogramas), o hacerse exámenes con más frecuencia.

Hable con su médico acerca de su riesgo personal de cáncer del seno y las mejores pautas de exploración para usted.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 12/31/2009
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.