Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:

En qué consiste la planificación de cuidados anticipados

La planificación de cuidados anticipados es el proceso mediante el cual se decide la atención médica que se recibirá en el futuro. El plan es una serie de documentos legales que registran los deseos de una persona; esto ayuda a garantizar que puedan cumplirse las voluntades de una persona que no puede expresar sus propios deseos. Los documentos varían de un estado a otro. La planificación de cuidados anticipados puede realizarse cuando una persona tiene una enfermedad grave que previsiblemente va a empeorar; también puede realizarse antes de una cirugía mayor. Este tipo de planificación puede ayudarle tanto a usted como a su familia a prepararse para tomar decisiones en caso de que se produzca una enfermedad o lesión importante.

Hombre y mujer sentados a la mesa mirando papeles.

El apoderado para decisiones médicas es una persona que actúa en representación de un paciente que no puede expresar sus propias voluntades. Esta designación varía de un estado a otro: podría llamarse poder notarial para atención médica, poder legal por tiempo indefinido para cuidados de salud, agente, sucedáneo, intercesor, representante o encargado de tomar decisiones. Se trata de una obligación oficial identificada por un documento legal que también varía de un estado a otro.

¿Por qué es importante la planificación de cuidados anticipados?

Si una persona comunica sus deseos respecto a la atención médica:

  • recibirá cuidados médicos que corresponden a sus valores y objetivos;

  • sus familiares no se verán obligados a tomar decisiones sin ningún tipo de orientación en un momento de crisis.

Creación de un plan

Elaborar un plan de cuidados anticipados suele requerir tres etapas:

  • Pensar en las propias voluntades. Para crear un plan de cuidados anticipados, es conveniente que piense en el tipo de tratamiento médico que usted quisiera recibir si pierde la facultad para comunicarse. ¿Hay alguna situación en la que rechazaría o suspendería el tratamiento? ¿Hay tratamientos que quisiera o no quisiera recibir? ¿Y quién quiere que tome las decisiones por usted? Hay muchos sitios en los que podrá aprender más sobre cómo planificar sus cuidados. Consulte con su asesor legal o el personal del equipo de atención médica para obtener recursos.

  • Seleccionar un apoderado para decisiones médicas. Esto significa elegir a una persona de confianza que actúe en su nombre sólo cuando usted no pueda expresar sus deseos. Si usted no puede tomar decisiones médicas, su apoderado se asegura de que se sigan las instrucciones de su plan de cuidados anticipados. El apoderado no toma decisiones de acuerdo a sus propias opiniones, sino que debe dejar de un lado esas ideas y valores para cumplir los deseos que usted ha formulado.

  • Llenar los documentos legales. Hay diversos tipos de documentos legales para la planificación de cuidados anticipados. Cada uno de ellos indica sus deseos a los proveedores de atención médica. Los documentos, que pueden variar de un estado a otro, deben ser firmados por el paciente y quizás también por un testigo o notario. Los documentos pueden anularse o modificarse según la necesidad. Según el estado donde usted vive, los documentos pueden incluir un formulario de apoderado para decisiones médicas, un testamento vital, un poder notarial para atención médica, instrucciones médicas anticipadas y otros.

El papel de los familiares

La mejor ayuda que la familia puede ofrecer es apoyar los deseos de su ser querido. Es esencial que usted entienda los valores y objetivos de su ser querido. Los familiares deben expresar cualquier inquietud que tengan sobre las elecciones del paciente cuando éste todavía esté en condiciones de tomar decisiones.

Revisor médico: Gomez, Wanda, RN, Ph.D.
Revisor médico: MMI board-certified, academically affiliated clinician
Última revisión: 12/2/2013
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.