Serving all people by providing personalized health and wellness through exemplary care, education and research.

Health Source Library
Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size
Share

Recuperación de una laminectomía o laminotomía

Probablemente sentirá algo de dolor justo después de la operación. Para lograr el máximo alivio, conteste con sinceridad cuando se le pida que describa la magnitud de su dolor. Los proveedores de atención médica le ayudarán levantarse y movilizarse, y le mostrarán cómo despejar sus pulmones.

Hombre con una bata de hospital, usando un espirómetro.
Usar un espirómetro de incentivo ayuda a mantener los pulmones limpios después de una cirugía.

Control del dolor

Al principio, es posible que le administren analgésicos (medicamentos calmantes del dolor) mediante una sonda intravenosa (IV) o una inyección. Tenga en cuenta que sentirá algo de dolor, aun tomando medicamentos. Es normal. Pero, si los medicamentos no le alivian el dolor, dígaselo a la enfermera.

Con la PCA, usted tiene el control

Con la PCA (sigla en inglés que significa “analgesia controlada por el paciente”), los medicamentos para calmar el dolor se administran a través de una sonda IV con solo apretar un botón. Para obtener un alivio constante del dolor, solo usted debería apretar el botón. Por su seguridad, las bombas tienen funciones especiales que limitan la cantidad de medicamento que recibe. Una vez que pueda comer y tolere tomar medicamentos por boca, le quitarán la bomba PCA y le darán medicamentos analgésicos orales (por boca) según lo indicado por su médico.

Levantarse y moverse

Podrá ponerse de pie y caminar a las pocas horas de la operación para reducir algunos de los riesgos de la cirugía, como los coágulos sanguíneos. Teniendo una sonda IV y una bomba de PCA, caminar puede resultar algo difícil. Pero no se preocupe; un proveedor de atención médica le ayudará. Pida ayuda a una enfermera o a un médico antes de intentar levantarse por su cuenta sin asistencia. 

Despeje sus pulmones

Cualquier cirugía conlleva el riesgo de que se acumule líquido en los pulmones. Para despejar los pulmones y prevenir la neumonía, respire hondo y tosa a menudo, al menos, unas cuantas veces cada hora. Un terapeuta respiratorio o un enfermero pueden mostrarle cómo usar un espirómetro de incentivo. Esta máquina puede ayudarle a inspirar y exhalar de la manera correcta.

Online Medical Reviewer: Bass, Pat F. III, MD, MPH
Online Medical Reviewer: Image reviewed by StayWell art team.
Online Medical Reviewer: newMentor board-certified, academically affiliated clinician
Last Review Date: 10/4/2015
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.