Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:

Contracciones ventriculares prematuras

Las contracciones ventriculares prematuras (CVP) son un tipo de arritmias (latidos cardíacos irregulares) comunes que pueden afectar a personas de todas las edades. Las CVP no suelen ser peligrosas, pero si existen otros problemas cardíacos pueden causar trastornos graves de salud. En esta hoja se da más información sobre las CVP y su tratamiento.

El sistema eléctrico del corazón

Vista frontal de un corazón en donde se ven las aurículas arriba y los ventrículos abajo. El nódulo sinoauricular (SA) y el auriculoventricular (AV) están en la aurícula derecha. Se ven los nervios de la rama fascicular en la pared entre los ventrículos y se doblan para entrar en las paredes del ventrículo. Las señales provenientes del nódulo AV viajan al nódulo AV y entran en las ramas fasciculares. Recuadro de tira de electrocardiografía (ECG) con un patrón de ritmo cardíaco normal comparado con el patrón irregular de contracciones ventriculares prematuras (PVC).
En los latidos cardíacos normales, las señales eléctricas comienzan en el nódulo SA y se desplazan por las paredes de las cavidades del corazón.

Para entender cómo funcionan las CVP, es útil entender primero cómo funciona el corazón. El corazón es un músculo cuya función es bombear sangre por todo el cuerpo. Consta de cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos. Estas cavidades reciben impulsos o señales eléctricas que las obligan a contraerse a un cierto ritmo. Este ritmo, que bombea sangre por el corazón y hacia el resto del cuerpo, es el latido cardíaco. El proceso comienza en el nódulo sinoauricular (SA) o sinusal:

  • El nódulo sinoauricular (SA) o sinusal: Este grupo de células en la aurícula derecha envía señales (impulsos eléctricos) a ambas aurículas para indicarles que se contraigan. De esta forma la sangre es bombeada hacia los ventrículos.

  • El nódulo auriculoventricular (AV): Este es otro grupo de células ubicadas en la aurícula derecha que reciben la señal enviada por el nódulo SA una vez que ésta pasa a través de las aurículas. El nódulo AV conduce la señal a través de los circuitos conocidos como “ramas del haz de His” hacia los ventrículos.

  • Las ramas del haz de His: Estos son los circuitos que conducen la señal eléctrica a través de las paredes ventriculares. Los impulsos eléctricos causan la contracción de los ventrículos al desplazarse por ellos. De esta forma, la sangre es bombeada desde el corazón hacia el cuerpo.

¿Qué ocurre durante una CVP?

Durante una CVP, una señal eléctrica anormal perturba el latido cardíaco normal. Esta señal proviene de un grupo de células (un foco ectópico) en los ventrículos. La señal produce una contracción prematura de los ventrículos, con lo cual el corazón omite su siguiente latido normal. Esto da lugar a latidos irregulares.

¿Cuáles son los síntomas de las CVP?

Algunas veces las CVP no producen ningún síntoma. En otras ocasiones el paciente puede sentir palpitaciones (latidos irregulares) con la sensación de que el corazón “se salta” latidos, o que tiene “golpes” en el pecho. Si las CVP son frecuentes, pueden dar lugar a otros síntomas como cansancio, debilidad, dificultad para respirar, sensación de presión en el cuello y dolor en el pecho. Estos síntomas ocurren porque el cuerpo recibe menos oxígeno, ya que las CVP reducen la capacidad del corazón para bombear sangre. 

¿Cuáles son las causas de las CVP?

En algunos casos, no es posible determinar la causa de las CVP. Cuando la causa puede determinarse, ésta puede ser química o estructural.

  • Causa química. Ciertos cambios en el balance químico del organismo pueden desencadenar CVP. Por ejemplo, un aumento en el nivel de ciertas hormonas, como la adrenalina o la hormona tiroidea, o el consumo de algunas sustancias como el alcohol o la cafeína, pueden causar CVP.

  • Causas estructurales. Estas causas están relacionadas con trastornos cardíacos o cardiovasculares preexistentes, como por ejemplo la enfermedad de las arterias coronarias (EAC), la insuficiencia cardíaca y los problemas de las válvulas del corazón. 

¿Cómo se diagnostican las CVP?

El médico le hará preguntas para determinar su historia clínica y le pedirá que describa sus síntomas. Le harán también un examen médico y posiblemente ciertas pruebas, entre ellas las siguientes: 

  • Electrocardiograma (ECG o EKG). Esta prueba registra la actividad eléctrica del corazón. Durante el ECG le colocarán en el pecho, los brazos y las piernas unas pequeñas almohadillas (electrodos) conectadas mediante alambres a una máquina que registra los impulsos eléctricos del corazón. 

  • Ecocardiograma. Esta prueba crea una imagen dinámica del corazón.Durante el ecocardiograma se desliza sobre el pecho una sonda de ecografía que emite ondas sonoras inofensivas. La imagen resultante muestra el tamaño y forma del corazón, así como el funcionamiento de las aurículas, ventrículos y válvulas. 

  • Monitores cardíacos. Existen dos tipos de monitores cardíacos externos:

    • Monitor Holter. Puede llevarse puesto de 1 a 7 días, durante los cuales registra constantemente la actividad del corazón. Una vez terminada la prueba, el proveedor de atención médica analiza los datos registrados.

    • Monitores de episodios. Pueden usarse durante 3 a 4 semanas. Uno de ellos es el registrador con memoria de bucle. Este monitor registra constantemente la actividad del corazón, pero sólo conserva la información registrada cuando se oprime un botón. El otro es un registrador del tamaño de una tarjeta de crédito, que se activa únicamente durante un episodio. Ambos tipos de monitores están configurados para enviar los registros de los síntomas por teléfono a su proveedor de atención médica.

¿Cómo se tratan las CVP?

El tratamiento depende de si existen trastornos cardíacos estructurales y de la gravedad de los síntomas. 

  • Si usted no tiene otros problemas cardíacos y los síntomas no le causan molestias, es posible que no necesite tratamiento. Si lo necesita, el tratamiento puede consistir en lo siguiente: 

    • Modificaciones del estilo de vida. Su médico podría sugerirle que haga ejercicio y que limite la cantidad de cafeína y alcohol que consume. Si fuma, le aconsejarán que deje de hacerlo.

    • Medicamentos. Existen dos tipos de medicamentos que pueden ser útiles para tratar las CVP. Tanto los betabloqueantes como los antagonistas del calcio (bloqueantes de los canales del calcio) pueden reducir el ritmo cardíaco y la presión arterial. 

  • Si usted tiene problemas cardíacos estructurales probablemente lo remitirán a un especialista en trastornos del ritmo cardíaco (un cardiólogo o un electrofisiólogo) porque en su caso particular las CVP pueden entrañar un riesgo más alto a su salud y causar problemas como ritmos cardíacos peligrosos o incluso la muerte. En los casos más graves, es posible que deban colocarle un desfibrilador automático implantable para ayudar a normalizar su ritmo cardíaco.

Online Medical Reviewer: Friday, Karen Jean, MD
Online Medical Reviewer: Glatter, Kathryn, MD
Last Review Date: 11/30/2011
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.